EN PALABRAS SIMPLES, EL URANIO EMPROBECIDO DESTROZA EL CUERPO”.

“Quando è stato chiesto se lo scopo principale è stato quello di essere usato per distruggere le cose e uccidere persone, Fulk è stato più specifico: “Direi che è l’arma perfetta per uccidere molti
la gente”.

 

La guerra de Vietnam fue una guerra química durante la cual se contaminó en
forma permanente grandes regiones y países con el Agente Naranja y
medioambientalmente, la guerra más devastadora en la historia mundial. Pero
desde 1991, EEUU ha implementado cuatro guerras nucleares usando armamento con
uranio empobrecido (UE) que, como el Agente Naranja, se encuadra en la
definición gubernamental norteamericana de Armas de Destrucción Masiva. Inmensas
regiones en el Medio Oriente y Asia Central han sido contaminadas de forma
definitiva con radiación.

¿Y qué pasa con nuestros soldados?

Terry Jemison, del Departamento de Asuntos de Veteranos, informó esta semana (1)
a American Free Press que los “desde 1991 los veteranos de la era del Golfo” que
ahora tienen invalidez médica, suman 518,739, con sólo 7,035 heridos informados
en Iraq en ese mismo período de 14 años.

Esta semana (1), American Free Press dejó caer una “bomba sucia” en el
Pentágono, informando que ocho de cada 20 soldados que sirvieron en alguna
unidad, en la ofensiva en Iraq en 2003, presentan ahora enfermedades malignas.
Eso significa que el 40 por ciento de los soldados de esas unidades, han
desarrollado enfermedades malignas en sólo 16 meses.

Teniendo en cuenta que estos soldados fueron expuestos únicamente a vacunas y al
uranio empobrecido (UE), esto es una poderosa evidencia para los investigadores
y científicos que trabajan en este asunto, para decir que es el UE, la causa
definitiva del Síndrome de la Guerra del Golfo. No se conocen vacunas que causen
cáncer. Uno de los primeros investigadores del Síndrome de la Guerra del Golfo,
que también sirvió en Iraq en 1991, el Dr. Andras Korenyi-Both, está de acuerdo
con Bárbara Goodno del Departamento de Apoyo Sanitario de Despliegue de Defensa,
que en esta guerra, los soldados no estuvieron expuestos a agentes químicos,
pesticidas, agentes biológicos u otras causas que pudieran llevar a confusión
sobre las causas de las enfermedades.

Esta poderosa nueva evidencia está haciendo agujeros en el encubrimiento
perpetrado desde entonces por el Pentágono y tres administraciones
presidenciales, ya que el UE fue usado por primera vez en la guerra del Golfo
Pérsico en 1991.
Catorce años después de la introducción (1991) del UE en el campo de batalla,
los efectos a largo plazo han revelado que el UE es una condena a muerte y un
material repugnante.

Los científicos que estudiaron los efectos biológicos del uranio en los años
sesenta, informaron que hace blanco en el ADN. Marion Fulk, una químico-físico
nuclear que se retiró del Laboratorio de Armas Nucleares de Livermore y estuvo
involucrada en el Proyecto Manhattan, interpreta los nuevos y rápidos cánceres
en soldados de la guerra de Iraq de 2003 como “espectaculares y motivo de
preocupación”.

Esta evidencia muestra que de los tres efectos que tiene el UE sobre los
sistemas biológicos -radiación, química y de partículas-, el efecto de las
partículas nanométricas es el más dominante inmediatamente después de la
exposición y hace blanco en el Código Genético Maestro, en el ADN. Ésta es una
pésima noticia, pero explica por qué el UE causa una miríada de enfermedades que
son difíciles de definir.

“En palabras simples, el UE “destroza el cuerpo”. Cuando se le preguntó si el
propósito principal para ser usado fue el de destruir cosas y matar personas,
Fulk fue más específica: “Yo diría que es el arma perfecta para matar a muchas
personas”.

Los soldados están desarrollando enfermedades malignas en forma tan rápida desde
el 2003 que puede esperarse el desarrollo de múltiples formas de cáncer de
causas independientes.
Este fenómeno ha sido informado por doctores que están tratando en hospitales a
los civiles después de los bombardeos con UE de la OTAN sobre Yugoslavia en
1998-1999 y la invasión militar norteamericana de Iraq que usó el UE por primera
vez en 1991. Los expertos médicos informan que este fenómeno de cánceres
múltiples por causas no relacionadas era hasta ahora desconocido y es un nuevo
Síndrome asociado a la exposición interna al UE.

Solamente 467 soldados del personal norteamericano fueron heridos en las tres
semanas de la Guerra del Golfo Pérsico en 1990-1991.
De los 580,400 soldados que sirvieron en la Guerra del Golfo I, 11,000 ya están
muertos y en el año 2000, 325,000 se encontraban con invalidez médica
permanente. Este asombroso número de veteranos inválidos significa que una
década después, el 56 por ciento de esos soldados que sirvieron en el ejército,
ahora tienen problemas médicos.

El número de veteranos de guerra inválidos informados hasta el año 2000 ha
seguido aumentando en 43,000 todos los años. Brad Flohr, del Departamento de
Asuntos de los Veteranos de Guerra le dijo a American Free Press que él cree que
hoy en día existen más inválidos de guerra que incluso después de la Segunda
Guerra Mundial.

Ellos lo llevaron a sus casas

No sólo fueron expuestos los soldados al UE dentro y fuera del campo de batalla,
ellos lo trajeron a sus casas. El UE en el semen de los soldados contaminó a sus
esposas, compañeras y novias internamente. Trágicamente, algunas mujeres de 20 o
30 años, las cuales eran parejas sexuales de soldados expuestos, desarrollaron
endometriosis y fueron obligadas a realizarse histerectomías debido a los
problemas de salud.

En un grupo de estudio de 251 soldados en Mississipi, todos los cuales ya tenían
bebés normales antes de la Guerra del Golfo, el 67 por ciento de sus bebés de
postguerra nacieron con severos defectos de nacimiento. Nacieron sin piernas,
brazos, órganos u ojos o tenían disfunciones en el sistema inmunológico y
enfermedades en la sangre. Ahora, en las familias de algunos veteranos, los
únicos miembros normales o saludables de la familia, son los niños nacido antes
de la guerra.

El Departamento de Asuntos de los Veteranos ha declarado que ellos no guardan
registros de defectos de nacimiento que ocurren en las familias de los
veteranos.

¿Cómo lo escondieron?

Antes de que un nuevo sistema de armas pueda usarse, debe probarse totalmente.
El precursor de las armas de uranio empobrecido es un documento desclasificado
del Proyecto Manhattan de 1943.

El físico y presidente de Harvard, James B. Conant, quien desarrollo gases
venenosos en la Primera Guerra Mundial, fue llevado al Proyecto Manhattan por el
padre del candidato presidencial John Kerry. El padre de Kerry sirvió a un alto
nivel en el Proyecto de Manhattan y fue un agente de la CIA.

Conant fue la cabeza del Comité de Gases Venenoso S-1 que recomendó el
desarrollo de armas de gases venenosos a partir de la basura radiactiva del
proyecto de bomba atómica en la Segunda Guerra Mundial. En ese momento, era ya
conocido que los materiales radiactivos de las bombas dispersos en el aire,
desde vehículos en tierra o en el campo de batalla, producían un polvo
radiactivo muy fino que podría penetrar toda la ropa de protección, cualquier
máscara de gas o filtro o la piel. Mediante la contaminación de los pulmones y
la sangre, podría matar o ser causa de enfermedad muy rápidamente.

Ellos también lo recomendaron como un contaminante permanente de territorios que
podría usarse para destruir poblaciones completas, contaminando las fuentes de
agua y los campos agrícolas con polvo radiactivo.

Los primeros sistemas de armas de UE fueron desarrollados por la Armada en 1968,
y armas de UE se entregaron y fueron utilizadas por Israel en 1973 en la guerra
de Yom Kippur contra los árabes. Bajo la supervisión norteamericana.

El sistema de armas Phalanx, usando UE, fue probado en el USS Bigelow, en el
astillero Naval Hunter Point, en 1977 y las armas con UE han sido vendidas por
EEUU a 29 países.

Informes de investigaciones militares detallan las pruebas con UE desde
1974-1999 en campos militares de pruebas, bombardeos y artillería y en
laboratorios civiles bajo contrato. Hoy, 42 estados de Norteamérica están
contaminados con UE por su fabricación, pruebas y despliegue.

Las mujeres que viven alrededor de estos complejos han informado aumentos de
endometriosis, defectos en los nacimientos de bebés, leucemia en niños y cáncer
y otras enfermedades en adultos.
Las miles de toneladas de armas con UE probadas durante décadas por la Armada en
cuatro campos de bombardeo y artillería alrededor de Fallon, Nevada, no existe
duda alguna que son la causa del más rápido crecimiento de los “clusters” o
grupos de ciudadanos con leucemia en EE.UU durante la última década. El ejército
niega que el UE sea la causa.

La profesión médica ha participado en el encubrimiento -escondiendo los efectos
a la población norteamericana- de la radiación de bajos niveles de las pruebas
atmosféricas y de las plantas de energía nuclear. Un doctor médico al norte de
California informó que fue, junto a otros médicos, instruidos por el Pentágono,
meses antes de que la guerra de Iraq de 2003, quien comenzara, a diagnosticar y
tratar a los soldados que volvían enfermos de la guerra de 2003 solamente por
problemas mentales.

Los profesionales médicos en hospitales y complejos de tratamiento para los
soldados que retornaban fueron amenazados con multas de 10,000 dólares si
hablaban sobre los soldados o sus problemas médicos. Ellos también fueron
amenazados con cárcel.

A los periodistas también se les ha impedido acceder a más de 14,000 soldados,
evacuados médicamente de Iraq de la guerra del 2003, que en vuelos nocturnos de
aviones C-150s desde Alemania, son traídos al Hospital Walter Reed cerca de
Washington, D.C.

El Dr. Robert Gould, ex-presidente del grupo Área de Bahía de Médicos por la
Responsabilidad Social (PSR), ha contactado a tres doctores médicos desde
febrero del 2004, después de que yo había sido invitada a hablar sobre el UE. La
Dra. Katharine Thomasson, presidente del grupo de Oregón del PSR, me informó que
el Dr. Gould la había contactado y había intentado convencerla para que
cancelara mi invitación para hablar sobre el UE en la Universidad Estatal de
Portland el 12 de abril. Aunque pude hacer una presentación, la Dra. Thomasson
me dijo que sólo podría hablar sobre el UE en Oregón “y nada sobre el extranjero
y nada político”.

El Dr. Gould también contactó y trató de disuadir al Dr. Ross Wilcox en Toronto,
Canadá, para invitarme a hablar a ’Médicos para la Supervivencia Global’ (PGS),
el equivalente canadiense de PSR, varios meses después. Cuando eso no funcionó,
él contactó al Dr. Allan Connoly, presidente nacional del PGS canadiense quien
pudo cancelar mi invitación y casi tuvo éxito en impedir que el Dr. Wilcox, que
pertenece a su organización, mostrara las fotografías y presentara los detalles
de civiles que padecen exposición al UE y cáncer, proporcionadas a él por
doctores en el sur de Iraq.

La Dra. Janette Sherman, ex miembro desde hace tiempo de PSR, informó que ella
finalmente renunció algún tiempo después que fue invitada a almorzar por un
nueva administradora ejecutiva de PSR. Después de que la mujer había sonsacado
información a la Dra. Sherman durante todo el almuerzo, sobre su posición en
problemas claves, reconoció que su último trabajo había sido con la CIA.

¿Cómo se escondió la verdad sobre UE al personal militar que sirve en las
sucesivas guerras con UE?

Antes de su trágica muerte (y además extraña. AW), el Senador Paul Wellstone
informó a Joyce Riley, R.N., B.S.N., directora ejecutiva de la Asociación
Norteamericana de Veteranos de la Guerra del Golfo que el 95 por ciento de los
veteranos de la guerra del Golfo habían sido marginados del ejército en 1995.
Cualquiera de aquellos que continuaban en servicio en el ejército fueron
aislados de otros soldados que también habían estado allí, previniendo así que
la información crítica fuese transmitida a las nuevas tropas. La “próxima guerra
de UE” ya había sido planeada y aquellos que la planificaron no deseaban
“ninguna mofeta en la fiesta en el jardín”.

EE.UU. tiene un sucio (UE) y pequeño (CIA) secreto

Un nuevo libro publicado recientemente por American Free Press por Michael
Collins Piper, “Los Sumos Sacerdotes de la Guerra: La Historia secreta de cómo
los Neo-conservadores troskistas llegaron al poder en EEUU y se orquestó la
Guerra contra Iraq como Primer Paso en el objetivo de un Imperio Global”,
detalla los primeros planes para una guerra contra el mundo árabe de Henry
Kissinger y los neo-conservadores a fines de los años 60 y comienzos de los 70.
Esto coincide justamente con la obtención del UE y la crisis del petróleo en el
Medio Oriente, que no sólo causó la preocupación del Presidente Nixon. Los
británicos habían estado conspirando y haciendo planes durante décadas para
controlar el petróleo en Iraq, desde el uso por primera vez de gases venenosos
sobre los iraquíes y kurdos en 1912.

El libro detalla la creación de los neo-cons por su “padrino”: Irving Kristol,
quien presionó por una “guerra contra el terrorismo” mucho antes de los ataques
de sept/11 de 2001 y fue espléndidamente financiado durante años por la CIA. Su
hijo, William Kristol, es uno de los hombres más influyentes en Estados Unidos.

Ambos son hombres de relaciones públicas para la red neo-conservadora del lobby
israelita, con fuertes lazos con Rupert Murdoch.
Kissinger también tiene lazos con esta red y el Grupo Carlyle quien, uno podría
decir, ha facilitado estas guerras omnicidas, comenzando desde el momento en que
el anterior Presidente Bush (padre) llegó a la presidencia. Sería fácil decir
que estamos reciclando las Guerras Mundiales I y II, con las mismas caras.

Cuando yo le pregunté al Capitán John McCarthy, Boina verde y comando de
operaciones especiales en Vietnam, quien podría haber inventado este omnicida
plan de usar UE para destruir el código genético y el futuro genético de grandes
poblaciones de árabes y musulmanes en el Medio Oriente y en Asia Central
- coincidentemente se trata de las áreas dónde se localizan la mayoría de los
depósitos de petróleo del mundo- él contestó:
“Tiene toda la huella digital de Henry Kissinger”.

En el libro de Zbignew Brzezinski “El Gran Tablero de ajedrez: La Primacía
norteamericana y sus Imperativos Geoestratégicos”, el mapa del tablero de
ajedrez de Eurasia incluye cuatro regiones estratégicas para la política
exterior norteamericana. La región “Sur” se corresponde precisamente ahora con
las regiones contaminadas eternamente con la radiación de las bombas, los
misiles y las municiones norteamericanas, fabricadas con toneladas de UE.

El profesor japonés, Dr. K. Yagasaki, ha calculado que 800 toneladas de UE es la
atomicidad equivalente a 83,000 bombas de Nagasaki (2).
EEUU ha usado más UE desde 1991 que la atomicidad equivalente de 400,000 bombas
de Nagasaki. ¡De hecho, son cuatro guerras nucleares y 10 veces la cantidad de
radiación desplegada en la atmósfera por las pruebas atmosféricas!

No es extraño que nuestros soldados, sus familias y las personas del Medio
Oriente, Yugoslavia y de Asia Central estén enfermas. Pero, tal como Henry
Kissinger dijo después de Vietnam, cuando nuestros soldados volvieron a casa
enfermos por el Agente Naranja:
“Los militares son simplemente tontos animales estúpidos para ser usados como
peones en política exterior”
citado en el “Beso del Adiós a los muchachos: Cómo EEUU traicionó a sus propios
prisioneros de guerra en Vietnam”.

Desgraciadamente, cada vez más, esos soldados son hombres y mujeres con piel
morena. Y desgraciadamente, el polvo radiactivo del UE será transportado
alrededor del mundo y depositado en nuestro medio ambiente, tal como el “smog de
guerra” de la Guerra del Golfo de 1991 fue encontrado en depósitos en América
del Sur, en el Himalaya y en Hawai.

En junio del 2003, la Organización Mundial de la Salud anunció en un despacho de
prensa que la proporción de cáncer global aumentará un 50 por ciento en el año
2020 ¿Qué más saben ellos que no están diciendo?…
Sé que el Uranio empobrecido (UE) es una sentencia de muerte para todos
nosotros. Todos moriremos en forma silenciosa.

leggi articolo

Se ti è piaciuto condividilo!

Lascia un commento

due × 3 =